domingo, 1 de enero de 2017

En la pantalla de mi mente…

Como un artista, me pongo frente a esta pantalla en blanco.

Con los colores de mis cualidades y talentos, con el pincel de mi determinación y los ojos de mi percepción, haré ahora una gran obra: 2017.

Le doy forma con el amor de mi corazón y la valentía que hay en mí. Reto lo imposible, logrando trazos e imágenes que parecen difíciles, pero que logro hacerlas de forma natural.
 
Con mis labios, expreso mi deseo de seguir, de experimentar el poder de mi ser en la vida diaria. Así que pinto altas montañas, fuegos que todo queman, espinas que lastiman mucho; todo lo pinto con tal amor y sutileza que parecen bonitos en la pantalla y dan un mejor contexto a los temas principales de mi vida, todos positivos. Después de todo, la rosa solo es más bella con sus espinas…

Mis ojos se iluminan al ver el año que me espera, el año que construyo y que viviré en la vida diaria y mi ser medita profundamente mandando una energía poderosa y amorosa a esa pantalla que es mi existencia.


Ahora, con el cuadro finalizado, queda vivirlo, disfrutarlo, aprender mucho de él y amarlo.



No hay comentarios.: