domingo, 2 de abril de 2017

Inspiraciones...

Inspira...
 
Es normal, tu cuerpo lo hace a todo momento, equilibrando tu organismo y ayudando en el equilibrio del mismo planeta. 
Inspira...
 
Ahora, piensa en como puedes inspirar a otros a ser mejores. Por un momento, visualiza a estas personas cuyas vidas pueden ser cambiadas por ti completamente. Eso significa que lo que les entregues será como el precioso oxígeno... Pero veamos eso. En verdad, no inspiramos oxígeno; inspiramos aire. El aire viene con muchos otros gases, algunos incluso dañinos al ser. Nuestro organismo cuidará de filtrar y utilizar lo mejor posible.

Inspira...
 
Es decir, no tienes que ser perfecto para inspirar a otros. Es posible que parte de tu inspiración no les sirva; es bastante factible que mucho de tu vida pueda incluso dañar la de ellos si siguen al pie de la letra lo que haces. No te preocupes con eso, simplemente…

Inspira…
 
Coopera con la construcción de la realidad de los demás, desde tu corazón, de forma natural, en cada acción y en cada paso. Y, claro, busca que mejore el aire que les entregas: tus acciones y tu energía. Mejora su calidad y verás los resultados de vidas transformadas. Simplemente porque…
 
Inspiras…



No hay comentarios.: