domingo, 23 de octubre de 2016

Administración de personas, más que manejar un recurso

Uno de los antiguos debates, cuando empecé mi carrera de consultor en el área de desarrollo humano, era si podíamos llamar a las personas recursos. Personalmente estuve de acuerdo con muchos otros: ¡No!

Recuerdo iniciativas interesantes como bautizar el famoso y rutinario departamento de recursos humanos como Talento Humano o simplemente Gente.

Después de todo, recurso es algo que existe para satisfacer una necesidad de producción y una de sus características más comunes es que es perecedero y necesita ser renovado.

Al pensar en una persona como un recurso – y, créame, muchos lo hacen – se está diciendo que esa persona solo existe para satisfacer la necesidad presente y un día se terminará, cuando entonces la organización tendrá que renovarlo, o sea, remplazarlo.

Pero si quieres cambiar la percepción y ver a otros y a sí mismo no como un recurso sino como ese ser grandioso que todos somos, es importante tener en cuenta que la administración y la gerencia en general fueron desarrolladas con base en la premisa del recurso; cambiar la mentalidad implica un cambio en la forma de manejar la organización. No debería ser difícil pues, después de todo, son también personas las que manejan personas…

Como consultor, autor y coach, busco ayudar a las personas en ese cambio que es esencialmente de perspectiva, al mirar el panorama del negocio y tener en cuenta la gente de la organización como algo más que máquinas biológicas…

En realidad, mirando el mundo de negocios, las empresas que más crecen y más fuertes suelen ser compañías donde las personas son consideradas como elemento fundamental en la realidad institucional. Incluso las áreas de negocio que más crecen en el mundo, como la inversión social, turismo y entretenimiento, las personas son el eje centro de todo lo que hacen.


Sin embargo, al final de un día de trabajo con personas que trabajan en una organización, debo concluir lo inevitable, de que solamente la misma persona, líder o liderado, puede cambiar esta impresión de otros como recursos. En otras palabras, este proceso empieza conmigo, contigo, con cada uno.

2 comentarios:

macario sanchez dijo...

Bien valida tu observacion Marcelo.pero para mi es subjetivo,lo importaante es la esencia del dpto de recursos humanos o llamalo como tu quieras.porque hay muchas empresas que lo tienen solo para llenar el requisito,pero en el fondo no cumple su verdadera funcion.

MarceloBulk dijo...

Gracias, @macario sanchez por tu comentario...

No solo es ideal que el depto. cumpla sus funciones, sino que se vuelva proeminente, debido al hecho de que empresas son personas esencialmente.

Espero oír más de ti, marcelo