domingo, 4 de septiembre de 2016

Señales de un mundo nuevo, en medio de un mundo viejo

En medio de tanto caos y problemas, resulta difícil identificar esperanzas reales de un mundo nuevo. Una metáfora que uso mucho es comparar el mundo con una casa vieja: por más que la reforme, algo siempre acaba sucediendo.

Sin embargo, en medio de tantos problemas, hay una ola única de un despertar de la consciencia. Más y más somos conscientes de lo que hemos estado haciendo, comiendo, vistiendo, trabajando, etc. Esta es una indicación importante de que algo está sucediendo.

Juan Carrión
https://goo.gl/rvGDq1
En la teoría de la Curva S, se supone que todo producto, proyecto y civilización tiene una evolución natural en los ojos de los consumidores, coequiperos y ciudadanos: empieza en ideas o por la necesidad, crece en la medida que sirve su fin y llega a un periodo de madurez donde después deberá caer y desaparecer.

Es durante la madurez en la Curva S que hay un choque de modelos e ideas, donde se ofrecen nuevas posibilidades. En la medida que ésas son aceptadas, una nueva curva nace que tendrá su evolución, madurez y nuevamente un conflicto paradigmático.


En otras palabras, si tenemos en cuenta que la teoría funciona – y realmente funciona en mi perspectiva – el hecho de que haya varias comunidades que estén ofreciendo una alternativa a la civilización actual es prueba de que un nuevo modelo está surgiendo a partir del viejo, un patrón ideal y desconocido para el mundo nuevo que debe surgir a partir de ese proceso.

No hay comentarios.: