domingo, 8 de mayo de 2016

La meditación como mediación

Uno de los procesos más complejos de violencia es el conflicto entre personas. Hay varias técnicas que pueden ayudar en el tema, pero la meditación puede cooperar en alcanzar una solución más efectiva.

La razón es que todo conflicto tiene al menos dos lados, pero infelizmente ambos suelen creer que solo el otro lado tiene la culpa. Mientras al menos uno de los lados no asuma la responsabilidad, es casi imposible que se llegue a una solución.

Cuando se medita, entras en contacto con lo más puro de tu propio ser, lo más genuino y auténtico, así que es fácil admitir las fallas que tienes sin temor, sin culpas o malos sentimientos. Puedes aceptar los errores, abrazarlos y empezar a sanar la relación desde una perspectiva positiva y única.


Pruébalo, ahora mismo… concéntrate en tu propio ser… en el ser de paz que eres… en la energía pura que eres… en lo genuino que eres… tan distinto a tus errores y desaciertos… algo que lo aceptas completamente… sin culpas y miedos… con amor por ti mismo, por tu grandiosidad… sutilmente extiendes tu mano, tu corazón al otro, a esa otra persona con quien tuviste problemas… de tu parte, extiendes tu amor pleno e incondicional a esa persona… y te sientes en plena paz… paz… paz… … gentilmente, regresas… sientes los ruidos alrededor… el movimiento del mundo que no ha parado… regresas… a este momento… con un corazón limpio y leve.

No hay comentarios.: