domingo, 14 de febrero de 2016

¡Qué increíbles son los demás!

Un reportaje hace un tiempo indicaba que en Colombia las personas piden más préstamos a otras personas que a organizaciones, como bancos. Además, es fácil de observar que gran parte del estrés surge por problemas en las relaciones y eso que no se calcula cuánto pierde la economía por parientes y amigos enfermos que personas van a visitar, dejando de trabajar.

¿Será tan distinto en otros países y culturas? Creo que no… El impacto de las relaciones es tan grandioso que un desconocido niño que apareció muerto en la playa provocó una reacción nunca antes vista. Después de todos, pocos vieron a un muchacho desconocido; la mayoría vio a su propio hijo reflejado en esa tragedia.

Me pregunto: si las relaciones son tal factor importante e impactante en nuestras vidas, entonces ¿por qué le damos tan poca atención? No estoy hablando de la atención a las personas en sí mismo, lo que también es clave, sino a la relación per se.

¿Cuánto reflexionas realmente sobre el significado de relacionarse con otra persona? ¿Cómo es el mecanismo que garantiza la experiencia única de tener a otra persona, sin realmente poseerla?

Este es un tema que me toca mucho, me gusta reflexionar sobre eso y aplicar ideas nuevas a viejas situaciones. Entiendo las dificultades de una relación, así como su relevancia en la vida, buscando la profundidad del tema. Descubrí que hay algo que puede ayudarte a relacionarse mejor…

Ese algo es pensar en lo increíble que es cada persona. Cada ser humano es un héroe, es alguien que logró realizar cosas increíbles desde poder caminar hasta un intenso proyecto que le permitió mejorar su vida laboral.

Como personas increíbles que todos son, tienen características fantásticas y difíciles de encontrar, pues cada ser es único y aunque varias personas tengan algo en común – por ejemplo, alegría – cada una lo demostrará de una manera distinta.

Por eso vale la pena tener a otros a tu lado, hablar con otras personas o simplemente disfrutar su presencia. Eso te hace aprender y engrandecerse. Cada ser humano que cruza mi camino o aparece en tu vida tiene un regalo para ti.

Es correcto que muchas veces este regalo está, digamos, bien escondido, pero vale la pena esperar para obtenerlo. Este regalo te hará alguien mejor, superior a lo que eras antes, si permaneces abierto a aprender, abierto a crecer.

Estas personas increíbles también te traerán dificultades, pero como dicen personas de la India que conozco, detrás de cada tormenta (toofan) hay un presente (tofah). ¿Qué prefieres: la tormenta o el regalo?

Así que detente un poco y cuenta tus bendiciones en la forma de otras personas. Para de hacer lo que estás haciendo y llama aquel amigo con quien hace mucho no conversas. Paraliza tus actividades un momento para compartir un tiempo extra, inestimable, con tu familia.

Después, valora lo que recibiste de cada uno. Agradece en tu corazón a cada ser humano que ha surgido en tu vida, y aplica los regalos que te dieron para mejorar tu propia existencia y la de otros.

No hay comentarios.: