domingo, 21 de febrero de 2016

El poder de la cooperación en la práctica

Hay momentos en que la tarea en manos es superior a la capacidad personal y el beneficio que traerá también será superior a lo que puede experimentar una sola persona. Es ahí que el ser humano debe desplegar una poderosa energía: el poder de la cooperación.

Mucho surgió al final del siglo pasado y que sigue desarrollándose mientras escribo. Entre tantos movimientos sociales, la intensa solidaridad empoderada por INTERNET mueve uno de los grandes cambios sociales del mundo. Al parecer, ya no estamos solos…

Siempre que hay una necesidad impresionante – un gigantesco basurero en Rio de Janeiro, construir pozos en África o ayudar a un pueblo devastado por una tormenta en Asia – grandes personas se juntan, colaboran y sacan eso adelante.

Un ejemplo que me sorprendió pasó en Humans of New York, después que el creativo fotógrafo creador de esa página encontró a un niño que elogiaba la directora de su escuela, apuntándola como un modelo para él. De ahí a que se encontrara con ella y expusiera el fantástico trabajo que hace, donde su slogan es que cada vez que alguien falla en la escuela, una nueva cárcel es construida. Gracias a los esfuerzos de Brandon Stanton, la escuela logró levantar más de un millón de dólares en muy poco tiempo…


Pero, más allá de lo que está sucediendo a nivel mundial, me quedo pensando sobre cada uno de nosotros. ¿Cuánto hemos sido capaces de aportar al mundo, de realmente entregar algo en cooperación y a su vez, recibir cooperación, transformando la realidad?

Porque eso es lo que genera el poder de la transformación: el cambio que todos esperamos ocurra en la sociedad, la generación de un mundo mejor.


Todos tenemos este poder. A través de la meditación, podemos canalizarlo para modificar nuestro entorno a partir de modificar al propio ser.

No hay comentarios.: