sábado, 26 de mayo de 2012

Un viaje...

Sentado en una silla, mientras digito en el pequeño computador que uso, puedo viajar con mi mente.



En realidad, puedo ir al pasado o al posible (o deseable) futuro. Puedo ir a otras ciudades y países, incluso ir a lugares fantásticos, míticos o inventados.

Lo más sorprendente es que esta capacidad es tan grande que nos permite realmente vivir esa experiencia, sin tener que viajar físicamente.

Entonces, piensa que todo lo que no has vivido, lo puedes hacer en el ambiente de tu mente. Sí, es maravilloso viajar a conocer, pero tenemos una habilidad extra y no debemos desperdiciarla...

Viajar enseña, te permite romper esquemas y aumenta mucho tu autoconfianza. Viajar cambia los modelos que vives y te permite ver las cosas desde otra perspectiva, enriqueciendo tu punto de vista. Viajar te libera de modelos paradigmáticos, te hace arriesgar y no temer.

Aunque estés sentado en una silla, puedes viajar, ahora mismo.

No hay comentarios.: