sábado, 12 de mayo de 2012

Cerrando un ciclo



Aunque nuestra vida es continua, la sabiduría ancestral de la humanidad decidió crear diversos ciclos, "rompiendo" la vida en pedacitos.

El año, mes, día, vida y muerte, comienzo y final, son todos ciclos que permiten que la persona tenga un tiempo para asimilar qué pasó. Esta es la actitud de "empacar", es decir, finalizar lo sucedido y seguir adelante con el proceso, o cambiarlo. Es el momento para poner una coma, punto, punto final, cerrar un capítulo o incluso un libro entero.

Eso requiere volver a la introspección y utilizarla ahora para entender qué pasó, encontrando las lecciones, perdonando lo que sucedió malo y alistándose para un nuevo periodo de vida. Es esta actitud que me permite innovar y no caer en la rutina, porque para alguien que está empacando constantemente, no hay rutina realmente.

Cada año, mes, día, proceso, trabajo, amistad, cada cosa que ocurre es nuevo, nada se repite. Hay una maravilla y una alegría especial con relación a eso.

Con este post, cerramos también el ciclo de autoliderazgo a partir de un cambio de actitud, o el desarrollo de nuevas actitudes. Ahora, puedes tomarte un tiempo para experimentar tu propio silencio y revisar todo lo que aprendiste y asimilaste.

¡Hasta la próxima!






Este post es el último de una serie sobre el desarrollo del autoliderazgo a partir del desarrollo de actitudes. Para empezar la serie, click aquí.
 

No hay comentarios.: