sábado, 11 de febrero de 2012

Entrega al otro



¿Hasta qué punto te comprometes con alguien?

Hace más de dos décadas que comprometerse se volvió algo difícil, duro de concretar. En realidad, la mayoría de personas vive en "medio-compromisos" o relaciones amistosas, pero sin comprometerse con nadie. ¿Por qué?

Tal vez sea la inmensa cantidad de frustraciones vividas por ambas partes. Tal vez sea el hecho de que las relaciones se han vuelto tan complejas que nadie está feliz con lo que el otro da, siempre quiere más y más. Tal vez...

si no hay este nivel de compromiso, de verdadera entrega al otro, la relación realmente nunca se concretará como debe ser y eternamente habrá niños buscando madres en esposas o jefas, o clientes cambiando constantemente de provedores.

Es necesario recuperar el valor fundamental de entregarse al otro. No significa someterse, ni perder su identidad - aunque suene paradójico, si haces esto, no te estás entregándo a otro. Estás entregando algo, un robot, pero no el ser increíble y perfecto que eres. Entrega es darse completamente, es dar tus oídos y corazón, pero que ellos no vayan al otro, sino que se queden contigo.

La actitud principal es no condemnar el otro, aprender a escucharlo y darle la oportunidad de ser amado por ti, pero sin que tú seas influido por lo que es el otro, manteniendo el sentido de discernimiento personal.

Así, podemos recuperar la belleza del compromiso en su integridad.


¡Hasta pronto!





Como consultor, coach y autor, me entrego a las personas que quieren mis servicios. Para mí, el trabajo no es un trabajo, sino es cooperar con el otro, ayudándolo en su viaje por la vida.
Deseo que cada persona realmente experimente las mejores posibilidades, que son infinitas. ¿Quieres empezar? Te puedo ayudar. Contáctame y podemos realizar algo juntos.

No hay comentarios.: