sábado, 4 de febrero de 2012

El arte de mantener secretos



Por los últimos 29 años de mi vida, he estado asociado fuertemente a una organización con orígenes en la India. Entre tantas características culturales, el manejo de secretos es uno de los más interesantes.

No es el tradicional secreto que si es revelado, quien lo hace es castigado. Pero los secretos que permiten a las personas crecer en su propio ritmo y proceso.

Sí, porque aún las personas más importantes del mundo tienen secretos que los impiden experimentar lo máximo de su potencial. Y alguien necesita ayudarlos a pasar por esas situaciones, hasta llegar a la luz de sus propias personalidades.

Guardar secretos es por lo tanto necesario para ti como persona, porque mucho de lo que pasa contigo no es bueno que otros lo conozcan. Pero, hay dos seres con los que deberías ser siempre honesto: tú mismo y Dios. No importa cuán terrible sea el secreto, tú lo debes aceptar en tu corazón y aprender a apreciarlo. Además, sin tener en cuenta tu forma de ver a Dios, al menos debes contarle todo lo que te pasa a este Ser maravilloso, quien fácilmente te puede dar soluciones.

Algunas personas te contarán secretos y esto te dará la maravillosa oportunidad de escuchar, pero no asimilar, pues lo que te digan solo es válido a esta persona y nadie más. Eso hará tu corazón crecer mucho para poder contener los secretos de tantas personas.

Muchas veces, por razones profesionales como la de un coach, tendrás que también aprender a guardar el secreto ajeno y guiar a ese individuo en su proceso de transformación personal.

En algunos casos, los secretos deben ser revelados, y la primera persona a saber de eso es la que te contó el secreto. Incluso tú mismo.

¿Por qué hablar de eso? Porque en un mundo tan complejo, los secretos resultan demasiado complicados y las personas no saben manejarlos adecuadamente. Esto genera tensión y muchas otras formas de somatización físicas. Así que es hora de que aprendemos uno de los 16 artes celestiales: el arte de guardar secretos.

¡Hasta la próxima!



Como coach, todo lo que escucho es sagrado. Es parte de un proceso interior, y el único objetivo es ayudar a la otra persona a crecer y transformarse.
¿Quieres empezar? Te puedo ayudar. Contáctame y podemos realizar algo juntos.

3 comentarios:

SANDRA MILENA dijo...

Creo que esta cualidad de guardar secretos es uno de los mas dificiles de adquirir y que deberia ser para las personas un hábito pero la realidad es que muchos de nuestros secretos o los secretos que nos confian se convierten o los convertimos en una cadena donde nuestra supuesta arma o chantaje es decirle a otra persona "te voy a contar algo pero prometeme que no le vas a contar a nadie"...lo grave es que ese secreto va con palabritas extras....gracias.

Cotillon New Fashion dijo...

Hola.. podrias ayudarme a fortalecer mi escucha y saber guardar secretos de quienes me los confian??

MarceloBulk dijo...

@Cotillon New Fashion
Buenas tardes, gracias por tu pregunta.

Hay varias maneras para desarrollar la capacidad de la escucha. La principal es concentración - antes de conversar con alguien que necesitas escuchar, prepárate mental, emocional y físicamente para ello.

Sobre guardar secretos, no pidas que te cuenten secretos... cuando naturalmente lo hagan, entonces habrás conquistado sus corazones.

Saludos, Marcelo