sábado, 18 de febrero de 2012

El poder de no desistir



Hace como unos dos o tres años descubrí el poder de la música. Para mí, que tuve que alimentarme de lo positivo y motivacional en dosis altas, las canciones guardaban un poder que no había previsto, que era el hecho de que muchas de ellas sonaron en mi adolescencia y juventud, pero mi gusto era solo auditivo, ya que no entendía nada de lo que decían. Ahora que hablo su idioma, las canciones causan algo más en mí, despertando una energía potencial de transformación agradable.

Entre tantas canciones, está la famosa Don't give up (No desistas), con el mago de la música, Peter Gabriel, y la exótica Kate Bush. Cuando oía esta música, no entendía qué hablaba, pero entonces viví algo de lo que dice la canción y me di cuenta de algo.

Me di cuenta que no puedo desistir, porque los sueños no pueden acabar, nunca. Entonces, en vez de matar mi capacidad de soñar, la aumenté, la concentré, la especialicé y empecé a hacerla producir. Me di cuenta de muchas cosas más que pasaban en mi ser, de los obstáculos que me impedían de realizar estos sueños, de la necesidad de convertir sueños en visión.

Creo que lo que me ha mantenido todavía trabajando en mí mismo, insistiendo sobre lo que no es "insistible", es este poder increíble que viene cuando no desistes de algo, cuando sigues y sigues, aún cuando pierdes y pierdes. Porque sabes que un día vencerás y vencerás.

Te invito a no desistir. Jamás. Un abrazo.



Como coach, soy capaz de observar el potencial inmenso que el ser humano tiene. Es mágico como la misma persona también lo observa, pero a veces no es capaz de liberarlo totalmente. Muchas veces, termina desistiendo.
En una organización, no desistir es imprescindible. Siempre hay algo qué se peude hacer, siempre hay un modelo por romper. ¿Quieres empezar? Te puedo ayudar. Contáctame y podemos realizar algo juntos.






No hay comentarios.: