domingo, 20 de agosto de 2017

El equilibrio dinámico entre trabajo y vida personal

Una de las personas que más admiro aceptó ser la CEO de una importante empresa en Bogotá, entre otras cosas, porque le permitía salir de su trabajo y dedicarse totalmente a su niña pequeña. Sí, es CEO de una superempresa, pero tiene su tiempo libre bien garantizado. ¡Fantástico! ¿no?

Sin embargo, al comentarle a otro amigo, CEO de otra empresa, él no estuvo de acuerdo con mi perspectiva… Para él, no debería haber diferencias entre la vida laboral y la vida personal, y consideró incluso egoísta la actitud de la otra persona.

¿Quién tiene la razón?

En realidad, separar espacios y hacer fusionar la vida laboral y personal, son cosas que busco practicarlas en mi propia vida, donde equilibro la vida personal con la vida laboral y la vida de voluntario. Es un equilibrio dinámico, lo que implica flujo y movimiento, no es estático siempre y genera energía.

Siento que lo más sano en este aspecto es:
  • Establecer algunos acuerdos que permitan que sectores o áreas de mi vida se desarrollen, sin sufrir tanta interrupción. Estos acuerdos requieren un cierto grado de liderazgo y la habilidad de manejar el tiempo, así como una buena organización y comunicación, ya que son áreas que requieren total concentración, como cuidar de un niño pequeño, aprender un nuevo idioma o un tratamiento largo de salud.
  • Romper los modelos de áreas de vida, en cuanto no haya la necesidad de total concentración. Por ejemplo, como consultor independiente, no tengo problemas en trabajar un domingo preparando algo al cliente (no te preocupes, cliente mío, no te llamaré ese día ni mandaré emails…) y salir a caminar un martes, 11 de la mañana; pero, si estoy trabajando con un cliente, todo lo personal mío queda a un lado, al menos que el cliente requiera saber algo (por ejemplo, aspectos de salud), y si estoy con mi hermana que recién se casa, nada interrumpirá nuestra dulce reunión familiar.
  • Desarrollar áreas alternas de mi vida que fortalezcan otras áreas. Específicamente, pienso en la espiritualidad y los efectos positivos que he visto en mi trabajo, salud y relaciones personales. La dedicación a una sola área tiene efectos en todas las demás.
  • Comprender bien quién soy yo. Una tercera amiga sugería que esto era lo primero… Sí, definitivamente entenderme en todas mis dimensiones y como un ser completo donde cada área realmente es parte de mi expresión de vida, es lo primero que me permite superar las limitaciones y alcanzar el equilibrio en la vida.



¿Cómo harás para alcanzar el equilibrio en las diferentes áreas de tu vida?

No hay comentarios.: