domingo, 19 de marzo de 2017

Los vicios del alma

En la cultura de la India, se dice que hay cinco vicios básicos: la lujuria, la ira, la gula o codicia, la arrogancia y el apego.



Estos vicios actúan en el ser de dos formas:
  • Dan un cierto placer y con esto crean la ilusión de bienestar, al menos temporal. El problema con esto es que después, el alma se da cuenta de lo que ha hecho, sufre y no es tan sencillo borrar la marca de uno de esos vicios.
  • Impiden que la virtud o valor correspondientes salga a la luz. Así que en vez de amor, la lujuria aparece y lo remplaza. Después de todo la lujuria son las fáciles de comer papas fritas mientras que el amor es el crudo brócoli, lo que hace que muchísimas personas pasen una vida sin realmente experimentar amor por otros…

 
En prácticamente todas las religiones hay fórmulas para eliminar estos vicios, o al menos ciertas amenazas con la intención de reprimirlos, pero la mejor forma de manejar estos vicios es trabajar en dos formas:
  • Obtener placer de fuentes más duraderas y espirituales, utilizando la meditación, reflexión u oración, o bien a través de la caridad y dedicación a otros. De esta forma, la marca del vicio gradualmente será remplazada por la marca de esa práctica.
  • Trabajar más en la virtud o valor correspondiente. Es hora de que nos propongamos a amar, amar sin condiciones o restricciones, amar más allá de las sensaciones físicas, amar desde el corazón incluso a los que no nos aman.



Al realizar esto, los vicios perderán su poder sobre el ser y se experimentará qué significa una vida de virtudes y valores.

No hay comentarios.: