sábado, 14 de abril de 2012

La capacidad de discernir

Discernir es ver más allá de las nubes
 


¿Dónde estás hoy? Realmente, ¿era así que querías estar? O ¿tienes dudas sobre lo que vives hoy? Si pudieras cambiar el pasado, ¿qué cambios harías?

Estas preguntas ayudan a entender si las decisiones pasadas fueron realmente las correctas. Por lo general decisiones incorrectas, independiente de los efectos externos que puedan generar, terminan generando sensaciones de arrepentimiento e insatisfacción en la vida.

Es fundamental que un líder realmente disfrute lo que es hoy, el sitio donde está, sin tener dudas sobre lo que hoy vive. Para esto, debe desarrollar la actitud de discernir.

Discernir es ser capaz de entender las diferentes opciones que se presentan al ser. ¿Cuál opción es la mejor? Por lo general, nos dejamos llevar por gustos o tendencias, por influencias y consejos.

Es necesario, antes de tomar una decisión, entrar en un estado espiritual profundo de consciencia de alma. Es fundamental apartarse de la situación, experimentando el desapego con relación a ella, y conversar con el propio ser.

En la medida que hago este proceso, él se vuelve natural, parte de mí y de mi actitud de vida. Los resultados son fascinantes: el fin del arrepentimiento de las diferentes acciones.




Este post es parte del desarrollo del autoliderazgo a partir del desarrollo de actitudes.  

No hay comentarios.: