sábado, 7 de abril de 2012

El ciclo de toma de decisiones


Hay tres aspectos que probablemente definen cualquier líder:

  • Su habilidad en convencer a los demás.
  • Los resultados que genera.
  • La forma como toma decisiones.


Cuando hablamos en un líder de sí mismo, las tres características anteriores, de forma un poco distinta, están presentes:

  • Su convicción en ser lo que tiene que ser y la capacidad en enfocarse.
  • Los resultados en términos de cambios personales que van surgiendo.
  • El poder de su toma de decisiones.


De estos tres aspectos, las ocho actitudes van a ayudar de forma muy efectiva el tercer. La toma de decisiones, hablando de forma actitudinal, corresponde a tres actitudes distintas, pero intrínsecamente conectadas.


La primera es la actitud que permite al líder discernir y comprender las diferentes alternativas a la decisión por ser tomada. La segunda corresponde a la actitud de enfocarse y ser perseverante, al poner la decisión en la práctica. Por último, el líder de sí mismo es una persona que asume todas las responsabilidades de sus actos, no importa lo que sean.


En las próximas semanas, trataremos cada una de estas actitudes de forma separada.




 


Este post es parte del desarrollo del autoliderazgo a partir del desarrollo de actitudes. 

No hay comentarios.: