domingo, 14 de enero de 2018

La felicidad viene de la superación

Algunos obstáculos en la vida… Está bien, puedes superarlos.

De vez en cuando las cosas no salen bien… OK. Sigues adelante.

¿Unos huecos en la carretera de la existencia? Lo manejas…

Pero, de vez en cuando, el cielo se ve más negro que lo normal, estás en el hueco de la carretera y no hay salida…

En esos momentos, hay básicamente tres alternativas: sufrir mucho, someterse al destino o encontrar la salida. Lo último normalmente implica mucha lucha, pero hay una alternativa.
Dentro de cada uno de nosotros hay un reservatorio de fuerza, una energía de la cual usamos muy poco y está lista para ayudarnos a salir de esa situación.

Se puede llamarla fuerza de voluntad o podemos considerarla simplemente como un deseo de mejorar, de progresar y salir de una mala situación. Yo pienso que son poderes espirituales. Como quieras, el principio por detrás es que la esperanza es parte de la genética humana y siempre es posible mejorar.

Coraje o valentía es la forma que toma esa fuerza cuando se manifiesta y te hace levantarte más temprano que lo normal, te hace trabajar más que lo normal y te hace hablar con esa persona a pesar de que no lo quieres.

Lo más importante: te hace no luchar. Y ¿por qué esto es importante? Porque el fruto de un logro sin lucha, basado en esa increíble valentía, es la felicidad.

Cuando logras superar el problema no porque te mataste al hacerlo, sino que encontraste la sonrisa que surge ante la tormenta, junto con la superación te sentirás muy feliz.

¡Qué vengan los obstáculos! Espéralos con brazos abiertos porque son la llave para sentir una felicidad única.



(Los 8 principios para permanecer feliz)

No hay comentarios.: