domingo, 13 de marzo de 2016

Otra oportunidad, y otra...

¿Sientes que las puertas se cerraron? ¿Experimentas que estás en un callejón sin salida? Tal vez, te sientas como un refugiado sin asilo…

O quizá ves las oportunidades en la vida disminuir. Delante de ti, no hay tantas puertas abiertas como un día hubo. No hay tantos amigos por conquistar, proyectos por realizar, algo novedoso por producir…

En la vida, es posible que pasemos varias veces por esta vivencia. Es parte de ser humano tener la sensación de soledad, aunque físicamente no estés solo, y de llegar al fin de un camino, sin más adonde ir. Eso sucede porque tienes que cambiar de nivel, ir a otra dimensión de tu vida y comenzar de nuevo, lo que implica un cambio en la consciencia y actitud.

A mí me pasó hace unos años cuando sentí las oportunidades profesionales llegar muy cerca de cero. En vez de tristeza o soledad, busqué motivarme intensamente, encontrar alternativas dentro de mí y desarrollarme lo más posible en todos los sentidos. Fue un proceso fuerte y muy valioso, y sigo cosechando resultados de esos años.

Como seres humanos la verdad es que las oportunidades nunca se terminan, siguen existiendo. Aunque algunas puertas se cierren, otras se abren. Aunque todas las puertas se cierren, ventanas se abren. Aunque ventanas y puertas se cierren, cuentas con recursos suficientes para abrir un nuevo camino, construir tus propias puertas y tus propias ventanas.

Así que cuando te sientas en el fin de una carretera, sin nuevos caminos para seguir, aprovecha estos momentos donde estás buscando oportunidades y reflexionas:

  • ¿Qué semillas he sembrado? ¿Cómo puedo cosechar aquello que un día generé?
  • Si lo que quiero no está disponible, ¿qué otras opciones hay? Tal vez no sean las deseables, pero ¿cuáles de estas opciones están alineadas con quién soy?
  • ¿Qué nuevos talentos puedo desarrollar en esta situación? ¿Cómo lo haré?
  • Pensando en las oportunidades que serán creadas por mí, ¿cómo las cuido para que no sean algo momentáneo? ¿Cómo reinvertir  esto para que siga dando frutos?
  • ¿Cuál fue mi principal aprendizaje? ¿De qué manera puedo compartir mis enseñanzas a otros, de forma que ellos también puedan generar nuevas coyunturas en su vida?



No hay comentarios.: